Vuelven los pufs de los 70

¿Os acordáis de aquellos pufs enormes de plástico rellenos de bolas de poliestireno, en colores flashy, de los años 70? Pues bien, otra vez se vuelven a llevar, y se ponen tanto en el salón, como en las habitaciones, y hasta los encontramos en las habitaciones de los hoteles.

Los pufs se han modernizado en cuanto a exigencias del confort, incorporando los avances de las nuevas tecnologías, de manera que hoy en día sólo se pueden encontrar en tiendas especializadas o de tendencia chic.

El puf de los años 70

El puf fue inventado por unos diseñadores italianos, y se convirtió en el ídolo de la generación “Peace & Love”. Tras las revueltas de mayo del 68, el puf irrumpe con fuerza en el mobiliario clásico de los padres, con pretensiones de ser la antítesis de todo: el puf no tiene forma, es ligero, con colores fuertes y no es caro.

Estábamos en la era psicodélica, y el puf encajaba bien con ese tipo de tapicerías con motivos llamativos, tal y como eran los estampados de la ropa hippy.

El poliestireno siempre presente

Ciertamente, aquellas perlas de poliestireno que conformaban el relleno de los pufs para adaptarse a cualquier tipo de forma, marcó toda una época. Hoy en día, el puf gigante sigue utilizando esa “arena” artificial confeccionada a partir de poliestireno expandido.

Pero, también hay otros materiales más modernos y ecológicos, pero también más ligeros que están desplazando el clásico poliestireno de siempre. Otras marcas utilizan el estiroleno un material reciclable. Otras, como el puf Waff es hinchable y se produce una extraña sensación de ligereza.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *