Ventana de baño a prueba de mirones

¿La ventana de vuestro cuarto de baño da a la calle y estáis hartos de que vuestros vecinos os vean durante el aseo personal? Para recuperar la intimidad, es preferible darle un toque opaco al cristal de la ventana. Para esto se puede utilizar un film adhesivo especialmente concebido para este uso.

Este tipo de film no suele costar muy caro, y tiene la ventaja de limpiarse con facilidad. Se coloca sin problemas sobre el cristal de la ventana, pero aún así hace falta tomar una serie de medidas.

Lo primero que se debe hacer es medir bien la ventana para que el corte se adapte bien al cristal del cuarto de baño, y tomar algunas referencias de colocación. Hay que acordarse de dejar algún centímetro de más para los bordes.

Luego se recorta el film con unas tijeras, con la ayuda de una regla. Se limpia correctamente la ventana.

Para retirar el film protector, os podéis ayudar de dos trozos de papel adhesivo pegados en los ángulos y luego tirar para desprenderlo del film que vamos a colocar. Se debe quitar la totalidad del film protector, ayudándoos de otra persona que sostenga el film delante de vosotros.

Humedeced la ventana con un pulverizador de agua ligeramente jabonosa, y luego presentar lo mejor posible el film que también debéis humedecer. Con la ayuda de una espátula podéis retirar el agua sobrante así como las burbujas de aire que se encuentran debajo del film, y siempre de arriba hacia abajo, y luego de izquierda a derecha, apretando con fuerza. Para evitar que se formen arrugas, el primer paso de la espátula debe ser vertical y empezando por el centro del cristal.

Por último, se cortan los bordes del film que sobresalen del cristal con la ayuda de un cuter.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *