Un sillón de despacho personalizado

¿Estáis cansados de los sillones de despacho que no dicen nada, y con los que no dan ganas de ponerse a trabajar? Edwinka propone una gama de sillones de todo tipo, pero sobre todo personalizados.

Tras dos o tres semanas de vacaciones, aparece el síndrome de la vuelta al trabajo, que se caracteriza por la falta de motivación. Es cierto que entre una banqueta y un sillón cómodo no tenemos ninguna duda a la hora de escoger. Pero, si no nos queda más remedio que quedarnos con el sillón que tenenos, ya que no lo podemos cambiar por otro modelo ultra moderno, lo ideal es customizarlo de acuerdo con los propios gustos y colores que más nos convengan.

Edwinka es quien ha tenido esta idea: personalizar el espacio de trabajo, transformándolo en un lugar de vida dinámica, donde se mezclan la elegancia y la originalidad. En resumen, Edwinka ha creado modelos para todos los gustos: sillas de despacho muy sencillas, sillones con respaldo reclinables y ultra sofisticados. Y la marca juega el juego de la originalidad, utilizando colores para todos los gustos y estilos diferentes.

Edwinka propone varias creaciones para tapizar los sillones de despacho, desde lo más neutro a los más colorido. El precio varía en función del nivel de frivolidad decorativa que le queramos dar a la oficina. Pero, si el objetivo es bueno, es decir trabajar más a gusto, merece la pena la inversión. Para más información, se puede consultar su página web: http://www.edwinka.com

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *