Trucos para renovar el mobiliario

Veamos algunas técnicas para customizar los muebles estropeados o pasados de moda de la casa. La primera etapa consiste en preparar los muebles antes de pintarlos, a base de un decapante.

Si se trata de un mueble barnizado, usar la lija o la lijadora eléctrica. Si se trata de un mueble pintado, aplicar un decapante universal. Dejar secar, y después eliminar la pintura con un rascador. En el caso de muebles viejos, se aconseja tratarlo con xilofeno para prevenir la aparición de termitas y de otros parásitos.

Si vuestro mueble presenta agujeros o hendiduras, se pueden cubrir con la ayuda de una espátula y pasta de madera. Dejar secar y lijar el excedente de la pasta.

Aspecto envejecido

Podéis aplicar una pintura que deje aparecer el color de debajo con ayuda de una pintura acrílica y cera de abeja. Bastará con aplicar una primera capa de pintura a vuestra elección. Una vez seca, aplicar la cera de abeja en las zonas en las que deseáis ver la primera capa, y después la segunda capa de pintura, pero de otro color. Esperar a que se seque y pasar por encima una lija de grano medio, sobre las partes que vayan a tener un efecto envejecido.

Aspecto lacado

El aspecto lacado aporta un toque de suavidad a los muebles. Se trata de frotar bien sobre la pintura, con la ayuda de un trapo, antes de que se seque, para darle un aspecto más suave y alisado.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *