Todo lo que se debe saber sobre el trampantojo

Un paisaje exótico en vuestro dormitorio, una chimenea en el salón, la estatua de la Libertad en el jardín… la pintura trampantojo permite abrir la visión y la imaginación. Podemos atrevernos con todo lo que queramos, a condición de encontrar a alguien con talento que realice la decoración.

Ante una pared vacía, sin color, y que no dice nada, ¿cómo rellenarla? ¿Qué cuadro se puede escoger? Pues bien, por qué no considerar un proyecto de mayor envergadura: una pintura trampantojo.

La pintura trampantojo es algo más que una simple astucia para que entre la imaginación en vuestra casa: se trata de una obra artística que juega con las perspectivas a través de una técnica pictórica de altos vuelos. Todos sabemos que estamos ante una pintura mural, pero al mirarla se tiene la impresión de que el cielo, o el suelo se abren infinitos ante nosotros.

Los temas que se pueden plasmar con la pintura trampantojo son enormes. Sobre una gran superficie se puede plasmar todo un paisaje en tres dimensiones. Sobre una superficie pequeña, un animal puede haceros compañía. Podéis crear un exterior de trampantojo con una ventana, una puerta, o hacer que figure un cofre fuerte, un refrigerador, una biblioteca… si es que os hace falta sitio para que lo real forme parte de vuestro propio espacio físico.

El trampantojo es una excelente forma de camuflar los defectos de vuestro apartamento. Si es un poco pequeño, se puede crear una impresión de espacio; si es un poco banal, el trampantojo puede captar el interés de cualquiera.

Para escoger al artista que realizará el trampantojo, es bueno pedirle primero los bocetos, fijar el presupuesto, e indicarle los inconvenientes de ese tipo de pintura, vuestros gustos, y todo aquello que necesitéis preguntar: a lo mejor disponéis de poco tiempo para ese tipo de obras, o quizás habéis visto algún trampantojo que os gustaría copiar…

No dudéis a la hora de mostrarle una serie de fotografías de documentación para que vuestras ideas sean bien comprendidas. El artista os proporcionará, de todas formas, una maqueta previa para que os hagáis una idea más precisa de lo que pretende hacer. Cambiar el boceto es mucho más fácil que modificar la pintura sobre la pared.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *