Sillas altas para ver el mundo desde arriba

Se acabaron las viejas tronas de madera que usaban nuestros abuelos. Los bebés también tienen derecho a una silla alta que sea bonita, práctica, estética y de diseño para comerse a gusto la papilla de frutas.

En Bloom Baby se puede encontrar un fantástico modelo de silla para bebés: Fresco. Se trata de la única trona moderna que se puede usar desde el nacimiento del bebé hasta que comienza a ir al colegio. Un cojín y un arnés sujeta bebés, y la silla puede convertirse en el mejor lugar para echarse una buena siesta.

Entre los 6 y los 36 meses, se levanta la tabla abatible, y ya estamos listos para comer. Finalmente, a partir de los 36 meses, el bebé es autónomo y puede subir por sí mismo sobre la silla. Fresco es una trona 3 en 1, de un diseño muy bonito que se integra perfectamente en los interiores modernos. Y si el espacio es reducido, se puede optar por Nano, la silla alta que se pliega, y se vende en una variada gama de colores.

La Tripp Trapp de Stokke seduce tanto a niños como a padres. Evolutiva, práctica, y estética, también se vende en un amplio abanico de colores. Esta silla le servirá al bebé para varios meses.

De plástico, blanca y de acero, la silla alta Spin de Concord tiene un look absolutamente de diseño. Es plegable, y se guarda fácilmente, a pesar de que no siempre sea necesario esconderla.

Para presupuestos menos amplios, Ikea ofrece una gran oferta de sillas de este tipo, como la célebre Antilop. Destaca su estilo minimalista, su diseño, su ligereza, su estabilidad y sobre todo su precio.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *