Ropa de cama: otra forma de dar color a la casa

Estilo colorista

Este verano, el buen tiempo nos adentra en sus noches cálidas. El color viene a dar una nota de alegría a la ropa de cama, poniendo de esta forma nuestro lecho en el centro de todas las atenciones. Amarillo, azul, verde, fucsia, o naranja… colorean el dormitorio. Para evitar caer en lo excesivo, es mejor priorizar los tonos sobrios y oscuros en las paredes y en el resto de elementos de la habitación. Las cortinas pueden ir a juego con las sábanas para crear un efecto más armonioso.

Ambiente primaveral

¿No os gustaría dormiros en medio de un campo de flores? Rosas, buganvillas, margaritas pueden formar parte de vuestras noches más románticas. El textil florece en esta nueva estación primaveral. Existen colores y estampados para todos los gustos: desde macizos compactos de flores, hasta pequeñas impresiones discretas y sencillas que pueden ofrecer un bonito ambiente romántico a vuestra alcoba.

Y si preferís cubriros de hojas, Ikea os propone este verano un bonito diseño llamado Glasört Träd. Para un ambiente florido y original, decantaos por las flores de mayor tamaño, figurativas, en todas las tonalidades, de la colección Renate Blom, siempre en Ikea.

Sobrio y natural

Finalmente, si preferís la suavidad y lo natural de las tinturas sobrias y suaves, los colores cremas son los más indicados, o el rosa palo, o el berenjena, o el gris, o el beige. Al lado de esta paleta de colores que os proponemos, el neutro también tiene su propio lugar en esta temporada primavera-verano 2011. Basta con cambiar las sábanas, por sus colores y estampados, para que el dormitorio adopte un nuevo aire con cada nuevo cambio de estación.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *