Piscina y decoración de verano

La piscina que hace furor desde hace algunos años en Norteamérica, ya se ve en el viejo continente. Aquí no se habla ni de piscina de nueva generación, ni de jacuzzi, sino de “hot tub”, un baño a base de burbujas. Estas bañeras están fabricadas en madera, pero hoy en día se pueden encontrar en cerámica o en acrílico.

En su origen se llenaban con agua caliente. Desde que las hot tubs han abandonado su instalación rudimentaria, los nuevos sistemas utilizan las burbujas alimentados por electricidad, o gas, y las hay incluso que funcionan con energía solar.

¿Cuál es la diferencia con el jacuzzi? Primeramente, el jacuzzi es una marca anticuada. Por otro lado, los hot tubs no vienen necesariamente con chorros de agua relajante, aunque la mayoría los incluyan. En su origen, se trataba de un gran barreño lleno de agua caliente, como las piscinas que podemos ver en los centros de wellness.

La diferencia está en su aspecto. Efectivamente, la estética de tonel rústico se adapta bien a una decoración de jardín. Los hot tubs para uso privado están descubiertos. Y como son estrechos y profundos, se pueden fácilmente instalar en cualquier parte de la terraza o del jardín.

Son ideales para relajarse en verano. En invierno también los usan aquellos que son más atrevidos, puesto que sus efectos beneficiosos para la salud son altamente recomendables.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *