Pintar sobre plástico, y marcar la diferencia

¿Por qué no darle un estilo más joven a vuestros muebles de plástico con unos cuantos brochazos de pintura? Pintar sobre caucho es posible, cuando se tiene el material apropiado. Veamos los pasos que se deben dar.

Muebles de plástico usado, manchados, viejos, deteriorados por el sol y por el tiempo… Una solución es la de pintarlos para ofrecer una nueva cara a la casa o al jardín. Pero, todos sabemos que el plástico no es fácil de pintar, y en algunos casos, hasta imposible.

Antes de comenzar la tarea, se debe mejorar la adherencia de los muebles de plástico. Si el plástico es muy liso, se debe calentar toda la superficie, con la ayuda de un soplete, pero teniendo cuidado de que no se funda, ni se queme.

Después, con un estropajo de níquel, se raspa la superficie para borrar las imperfecciones. Si la superficie presenta todavía algunos defectos, se frota con una mezcla de agua y de vinagre, o incluso de acetona.

Aplicar después sobre la superficie del mueble una primera capa acrílica, especialmente adaptada al plástico y al PVC. Dejad secarla bien, y luego aplicar una segunda capa.

Cuando la superficie está seca, el mueble está preparado para extender la pintura de color escogida. Se puede utilizar una pintura al óleo, o una pintura satinada, o acrílica.

La última etapa consiste en poner una capa de barniz acrílico para proteger la superficie, y de esta forma le habremos cambiado completamente el look al mueble viejo o estropeado.

Un último truco: para pintar los muebles en PVC, no tengáis miedo a la hora de escoger un color original, para romper con el clásico blanco o marrón. Colores como el rojo intenso escarlata, el verde manzana, el amarillo pollo, o el malva pueden aportar un toque de alegría y de frescura al interior de la casa, o a los muebles de los niños, o del jardín.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *