Pintar las paredes de la casa

Cuando compramos una casa o un piso, lo primero que hacemos, antes de poner los muebles, es pintar las paredes de las habitaciones. Efectivamente, estos trabajos permiten que nos sintamos realmente a gusto en casa, y que adaptemos la decoración a nuestro propio estilo de decoración.

La elección de la pintura es muy importante, puesto que en función de ésta, tendremos que aplicar o no una segunda capa. Además, si queréis dar más luz a una habitación, debéis escoger una pintura brillante y clara.

Se le puede dar un tono mate, en función de la decoración que queremos montar. Por lo tanto, es importante adaptar la pintura al ambiente que queremos darle a la casa.

Preparar la habitación

Se aconseja retirar primero la tapicería, si es que hay, o el papel pintado, de la pared que vayamos a pintar. Os podéis ayudar de un decapante para facilitar la tarea.

Debéis lavar la pared con un producto propio, diluido en un gran volumen de agua. Luego, se tapan los agujeros de la pared que se vaya a pintar. Finalmente, alisad la pared, para tener un resultado final óptimo.

El uso del rodillo

Tras haber despejado los ángulos, podéis comenzar a pintar con el rodillo el conjunto de la pared, comenzando por la parte de arriba y descendiendo hacia abajo. Avanzad progresivamente de una parte a la otra de la pared, hasta obtener un color homogéneo y evitando que queden marcas.

Por otro lado, cuando empecéis a pintar el muro, nos paréis salvo necesidad, para que no queden marcas sobre la pared. Aplicad la pintura sobre el rodillo, escurrirlo, y luego pintad con movimientos cruzados (primero verticales y luego horizontales).

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *