Piedra natural para el suelo de la terraza

Ciertamente, el suelo de una terraza de piedra es bonito, sin embargo conviene saber escoger entre piedra natural y piedra artificial. Veamos las diferencias y lo que más conviene a nuestro espacio exterior de la casa.

En el fondo se trata del gran clásico de las terrazas: el revestimiento con piedra natural es el material noble por excelencia que no pasa de moda con los años, resaltando siempre por su elegancia, siempre que se evite su oscurecimiento, y que las manchas terminen por afearlo.

La piedra calcárea es la que más conviene a todo tipo de terrazas, sea cual sea su estilo, concretamente gracias a su amplia gama de colores que varía en función de su origen y cantera. El revestimiento con piedra natural se presenta bajo tres formas: cantos, cuadrados, o losetas.

Al hacer vuestra elección se debe dar prioridad a las piedras que sean más resistentes, más bien gruesas y que no se rompan con los golpes. Si la elección es de calidad, el suelo de la terraza puede mantenerse intacto durante años. Efectivamente, la piedra resiste bien el paso del tiempo, y ofrece una gran resistencia a las inclemencias ambientales y a los efectos de los rayos UV.

La piedra conserva el calor, sin que llegue a quemar. Por lo tanto, el contacto es agradable. Contrariamente a lo que pasa con la madera, no requiere mucho mantenimiento, salvo su limpieza regular con una escoba dura, y agua jabonosa caliente para quitar el polvo.

La piedra artificial está confeccionada con elementos naturales triturados y luego conglomerados para crear un aspecto absolutamente natural. Existen varios modelos que se parecen mucho a la piedra natural, al ladrillo e incluso a la madera.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *