Objetos de decoración y boda real

Tazas, vajillas, o incluso preservativos, los souvenirs de la boda del Príncipe Guillermo con Kate Middleton están invadiendo las tiendas de recuerdos. Pero, ¿son realmente artículos kitschs?

El estatus real de los descendientes de la Reina de Inglaterra les confiere cierta elegancia de serie, pero sobre todo una declarada tendencia a decantarse por lo kitsch. Y justamente, es ahora cuando los ojos del mundo entero se centran en William y en Kate.

Y, sin embargo, los dos son jóvenes, son guapos, y no desentonarían nada en una versión remasterizada a lo inglés del género Buckingham Palace. Entonces qué debemos pensar, que ¿todo lo que está relacionado con la realeza se carga de un cierto gusto pasado de moda, con sabor a antaño?

Cuando vemos las vajillas que se están ofreciendo con motivo de su enlace, o las típicas tazas inglesas, uno termina por pensar que los Ingleses tienen unos gustos un tanto especiales. Los detalles van desde los dorados en todas los expositores, la letras doradas a lo barroco, los colores pastel recargados de romanticismo, el agua de rosas en cantidades industriales… Por favor, que no estamos en ninguna novela de Harlequín, aunque razones no faltan.

En resumen, da la impresión de que es imposible dejar de lado los souvenirs que no sean demasiado feos, ni demasiado kitschs para recordar en el tiempo la boda del año, entre Guillermo y Kate.

De lo que he visto por ahí, sólo el sitio web zazzle.com ofrece una serie de objetos conmemorativos que no caen en el mal gusto, que son más sobrios, más estilizados, y hasta más divertidos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *