Luz y bombillas para la casa

¿Le falta luz a la casa? Cuando se va el sol, ¿las lámparas no terminan de compensar la falta de luz? Descubrid el arte de la iluminación en los diferentes espacios de vuestra casa, en función de la intensidad de las bombillas.

La elección de las bombillas es muy importante para modular la iluminación y poner en valor el interior de la casa. Veamos algunas reglas básicas.

La elección de las bombillas no es algo neutro. Primeramente, no escojáis nunca una bombilla cuya potencia e intensidad superen la indicada en la propia lámpara. Respetar los tres criterios siguientes: forma, tecnología y aspecto.

Por lo general se utilizan de 15 a 20 vatios por metro cuadrado, en habitaciones donde se hace vida normal, y de 15 vatios para las demás. Escoged el tipo de bombilla en función de la frecuencia de iluminación. Para los espacios donde la luz se enciende poco (escaleras, cuarto de baño…), podéis usar bombillas incandescentes por razón de su consumo. Normalmente suelen dar una luz más cálida que las de bajo consumo.

En las habitaciones donde se suele hacer más vida, pero también donde se trabaja o se lee, se deben poner bombillas que iluminen como la luz del día, sin elegir necesariamente lámparas halógenas, que consumen mucho más. Para las habitaciones donde la calidad de la luz es menos importante (garaje, trastero), podéis usar bombillas fluorescentes (neón), que son muy económicas.

Finalmente, en las habitaciones donde la luz se enciende mucho tiempo, escoged bombillas de bajo consumo que duran 15 veces más que las otras, y consumen 80% menos de energía.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *