La iluminación correcta para el comedor

La iluminación de la mesa del comedor debe tener en cuenta la atmósfera general de la habitación, pero también el confort de los invitados que deben a la vez, verse, y ver lo que hay en sus platos pero sin ser deslumbrados, y poder cenar en un ambiente más cálido.

Para iluminar la mesa del comedor tenemos varias posibilidades, desde poner un foco central en el techo, hasta repartir por la mesa luces indirectas. Todo depende del ambiente que se desea crear para la cena, pero también del uso de la mesa, para diario o sólo en los días de fiesta.

La suspensión encima del centro de la mesa configura una iluminación clásica de la mesa del comedor. La lámpara debe adaptarse al estilo de los muebles y permitir una amplia difusión de la luz. También se puede instalar un reostato de intensidad en el interruptor, con el fin de adaptar la luz a la decoración que deseáis darle en función del momento y de la ocasión: tamizado, o luminoso.

Se pueden asociar velas a una luz suave por encima de la mesa: repartidas sobre la mesa en candelabros, creando así una nota cálida en la cena de amigos, o más íntima en una cena de amantes. No os olvidéis que los LED crean una luz suave integrada en la propia decoración, como por ejemplo en los caminos de mesa.

Los apliques de la pared del comedor permiten posponer la iluminación central a un segundo plano, sin crear oscuridades, pero sin alumbrar demasiado la mesa. Algunas lámparas como las que cuelgan se pueden regular en cuestión de altura: cuanto más altas, más alumbran el conjunto de la mesa. Cuanto más bajas, la iluminación es más suave y más focalizada.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *