La estantería Billy Ikea: un objeto de culto

Desde su creación en el año 1979, la estantería Billy enamora tanto a mayores como a pequeños. Se trata de una librería a base de módulos, y que se adapta bien a cualquier espacio. Descubramos algo más de la historia de este mueble imprescindible en cualquier casa.

En 1953, el diseñador sueco, Gillis Lundgren, se convirtió en el primer director de diseño de Ikea. Su ambición era la de confeccionar productos sencillos, útiles, y accesibles. Al dibujar una serie de croquis sobre una servilleta de papel, Lundgren creó en 1979 la estantería Billy.

Este mueble fue concebido para cualquier tipo de espacio. Se trataba de una librería a base de módulos, y disponiendo de varias alturas y anchuras, y en diferentes tonalidades. En 2009, para celebrar el treinta aniversario de la estantería Billy, Ikea contrató a una serie de diseñadores para lanzar unas cuantas ediciones limitadas.

De esta manera, Kunt y Marianne Hagberg concibieron unos sujeta-libros Billy, divertidos y de colores. Annika Bryngelson creó la estantería Billy Jäder, con citas extraídas de poemas de amor de Shakespeare. Igualmente se creó la Billy Bjästa, con motivos mangas y japoneses.

Distribuida por todo el mundo, la estantería Billy se vendió en más de 41 millones de unidades, y ya es todo un símbolo de Ikea.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *