La elección del color de la pintura para la cocina





La primera pregunta que tendríamos que resolver antes de pintar la cocina, es la del color que le queremos poner. Por lo tanto, una vez decidido el color, no nos queda más que escoger la pintura que mejor se adapte a la idea que nos hemos hecho de cómo queremos que nos queden las paredes.

Deco4 La elección del color de la pintura para la cocina¿Pintura mate, con brillo, lacada? ¿Pintura acrílica, al óleo, específica? ¿Pintura lavable? ¿Con brocha, con rodillo, con pincel? La respuesta depende de dos criterios: por una parte, hay que considerar la composición química de la pintura, y por otra, el resultado que deseamos conseguir.

La pintura al óleo es la ideal para la cocina, porque resiste mejor la humedad que se desprende de las cacerolas. Sin embargo tiene el inconveniente de que contiene muchos disolventes, y desprende un fuerte olor, y tarda más tiempo en secarse.

El aspecto de la pintura mate, satinada o brillante depende estrictamente de vuestros gustos. Todo depende de la gama de las pinturas al óleo.

Un fungicida que impida la aparición de verdina puede ser bueno en ciertas pinturas, tanto para la cocina como para el cuarto de baño. Se trata de una opción interesante, cuando sabemos que el vapor de agua que se desprende todos los días, termina dejando malos amigos.

El color que le daremos a la cocina es sólo una cuestión de gusto. Con pintura blanca, podéis permitiros poner cualquier color en los muebles y accesorios de cocina. Si elegís un color fuerte, pensad en dejar el techo blanco, puesto que se corre el peligro de que la cocina parezca más oscura y pequeña de lo que lo es en realidad.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario