La elección de la mesa de comedor

En un comedor, la mesa es el elemento fundamental. ¿Cómo elegirla para que ponga de relieve vuestro propio estilo decorativo, y que al mismo tiempo se adapte a vuestro modo de vida?

La mesa del comedor debe inscribirse en función de varios criterios: el precio, el número de invitados que habitualmente van a casa, la capacidad máxima de invitados que recibís, el espacio que tenéis libre, y el estilo en general del comedor.

La forma de la mesa de comedor depende de vuestros gustos, por supuesto, pero también de las posibilidades de utilización. La mesa redonda es más cálida y fraternal, puesto que todo el mundo puede hablar con facilidad.

Puede tener una parte que se pueda prolongar, y que la transforme en mesa ovalada, cuando el número de invitados no quepa en posición de cerrada. La mesa cuadrada es más fácil de colocar, puesto que puede tener otro tipo de usos, como mesa de despacho, mesa de dibujo, etc…

La mesa rectangular es más formal, pero puede responder mejor a las necesidades de las familias numerosas. Contra la pared, con un banco, puede usarse en la cocina para el desayuno, y la merienda de los más pequeños de la casa.

Las prolongaciones de las mesas son muy interesantes, puesto que donde hay poco espacio, podemos conseguir que todos quepan donde a primera vista parecía imposible que pudiera haber tanta gente sentada.

Algunas mesas bajas pueden transformarse en mesas altas. En espacios pequeños son extremadamente útiles y necesarias.

El estilo decorativo de vuestra mesa de comedor depende, como siempre, de vuestros propios gustos personales. Pero sabiendo que se trata del mueble más importante de la casa, o mejor dicho de esa habitación, la elección no se puede dejar en manos de cualquiera. Es preferible que sea bonita, antes que otra cosa, puesto que es lo primero que se ve.

Si vuestro estilo de vida es familiar, y que vuestros hijos hacen en esa mesa los deberes, evitad los materiales frágiles como el cristal. La madera es mucho más conveniente. Para no equivocaros, lo mejor es decantarse por las clásicas que no pasan de moda, puesto que la inversión, aunque resulten un poco más caras, será rentable a largo plazo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *