La decoración de la entrada

La decoración de la entrada de vuestra casa se merece una serie de cuidados al igual que el resto de habitaciones. Efectivamente, la primera impresión que se tiene cuando se abre la puerta de la calle es fundamental, puesto que revela el ambiente y el espíritu del hogar.

No podéis sacrificar este espacio con el pretexto de que sólo sirve como lugar de paso. Al contrario, debéis cuidar hasta el mínimo detalle, puesto que todo llevará la marca de vuestro buen gusto. Es necesario que una entrada sea cálida y nos invite a entrar inmediatamente en una atmósfera cálida y reconfortante.

La elección de la decoración

Podéis interpretar este espacio desde dos puntos de vista diferentes, y opuestos en decoración, pero tan válidos el uno como el otro. La entrada puede ser la prolongación natural de la decoración del salón, o tener una personalidad propia.

En este segundo caso, podéis dejar que vuele vuestra imaginación, inventando un estilo nuevo y diverso con relación al salón. La elección del estilo decorativo de la entrada depende de vuestros gustos y de la primera impresión que queráis ofrecer a vuestros invitados.

La entrada, prolongación del salón

Si deseáis agrandar el salón y darle a los invitados la tonalidad de la decoración de la casa, podéis utilizar el mismo revestimiento mural, el mismo revestimiento del suelo, y un estilo de mobiliario uniforme. En una entrada se requieren pocos muebles: una consola, quizás un asiento y un espejo, y poco más para crear un primer ambiente. No olvidéis que la decoración, cuanto más sencilla sea, más cuidada tiene que estar.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *