Historia del sofá meridiana

La meridiana es un mueble típicamente francés que aporta un toque chic y barroco a la decoración de la casa. Pero ¿conocemos su historia?

La “meridiana” designa, en francés antiguo, a la siesta del mediodía. En el siglo XVIII, bajo el reinado de Luis XV, este curioso sofá se concibió para la siesta, y de ahí su nombre. Se trata pues de un sillón cuyo cabecero está pegado al pie del mueble a través de un respaldo oblicuo, muy corriente en aquella época.

La meridiana también se llama “cama griega” por el clasicismo de sus líneas. El antecesor de la meridiana fue una banqueta que en tiempos de Luis XV tenía la misma forma alargada, pero sin reposa brazos.

Las líneas de la meridiana están inspiradas en el sillón Bergère, que tiene las mismas formas adaptadas al cuerpo. La meridiana puede tener dos partes, con un reposapiés, entonces su nombres es “duquesa”.

Desde esta época, la meridiana se fabrica en todos los estilos: moderno, contemporáneo, cuero, diseño, etc. Pero, el que más se lleva es el clásico de formas barrocas. Sus formas voluptuosas evocan inmediatamente la elegancia, el refinamiento y el espíritu de una época pasada.

La meridiana de estilo barroco, en terciopelo color burdeos, con una estructura de madera maciza, pintada en dorado, sigue siendo una apuesta segura. También ofrece un toque de refinamiento, incluso si vuestro salón tiene una decoración más bien moderna.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *