Habitación de niños e iluminación

Elegir una buena iluminación para la habitación de un niño, es elegir una iluminación adaptada a su edad, pero también a la decoración de su habitación. En función de su edad, los juegos y las ganas no son las mismas. Se debe escuchar a vuestro hijo para que os dé ideas sobre sus gustos, pero además, aquí ofrecemos una serie de consejos que se deberían tener en cuenta.

Alumbrar para el confort del niño

Elegid lámparas que cuelguen para niños. Se trata de una buena elección para aportar una luz lo suficientemente potente, pero no demasiado, para alumbrar la habitación. Si vuestro hijo es todavía pequeño y juega en el suelo, añadir apliques a nivel de la zona de juegos, si más bien ésta está en una zona de sombra.

Iluminación para sus actividades

A partir del momento que el niño tenga la edad de leer, de dibujar o de trabajar, la lámpara de mesa será necesaria. Elegid entonces una bombilla con intensidad luz de día. De esta forma se puede encender esta lámpara sin necesidad de hacer lo mismo con la que está colgada del techo.

Iluminación para la decoración

Se trata de iluminaciones de ambiente. Las lámparas decorativas tienen colores, formas y dibujos que aportan alegría, descanso y fantasía a vuestro hijo. Hay muchos tipos de elección para los pequeños de la casa: para las niñas los modelos serán de princesas, hadas de color rosa, amarillo o naranja; y para los niños nos decantaremos más por el azul, el verde con motivos de coches, de aviones o animales.

No utilicéis lámparas para la mesilla de noche, puesto que son peligrosas en la habitación de un niño. Escoged preferentemente lámparas adaptadas y concebidas para los más pequeños, con un sistema que impida el acceso a la bombilla, y que tenga la intensidad justa para no dañar los ojos del bebé.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *