Geometría de colores al servicio de la decoración

El “color zoning” constituye la última tendencia en decoración. Triángulo isósceles, cuadrado, rectángulo, redondel, etc. Vuestras paredes, techos y suelos se adornan de diversas formas geométricas de todos los colores. Pero, ¿cuál es el atractivo? Este toque de luz no hace pesada vuestra decoración, sino todo lo contrario, la aligera y le da volumen.

Con dos brochazos, estas decoraciones depuradas son capaces de llenar de luz vuestra casa, poniendo de relieve un mueble (cómoda, canapé, cama) o un objeto (cuadro, jarrón) y permite hacer trampa con los volúmenes. Además, existen muchas posibilidades. Sólo la imaginación puede ponerle freno a la multitud de variantes. Finalmente, este truco decorativo es accesible a cualquier bolsillo. Así pues, manos a la obra con vuestro compás, regla, escuadra y lápices.

Algunos consejos

Antes de lanzaros al “color zoning”, se debe seguir una serie de reglas para obtener el efecto deseado.

Regla 1: Ponerle ritmo a los colores. Desde los más flashies a los más suaves, toda una gama de colores es posible para la combinación original. La finalidad: dar vida a una habitación. Para evitar el efecto saturación, asociar tres colores al máximo. Pero, no cualquier color sirve. Declinar la intensidad del color. Además, utilizar, si es posible, las proporciones siguientes: 60, 30 y 10%. Y, finalmente, para darle luz a ese toque de fantasía, la base debe ser neutra: blanco, lino, o crema suave.

Regla 2: Jugar con el tamaño de los bloques geométricos.

Regla 3: El Color zoning suele suavizar los ángulos.

Regla 4: Definir minuciosamente las dimensiones exactas de vuestros bloques con la ayuda de un nivel. Es importante utilizar papel de pintor para no salirse de los bordes.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *