Espacio y armonía para sentirse bien en casa

Crear un espacio vital, en armonía con vuestros espacios privados es algo que depende del dormitorio, del salón, de la cocina, del cuarto de baño, con el fin de realizar una simbiosis total en un entorno absolutamente sereno. Un desafío no siempre sencillo, pero que se puede conseguir con algunos trucos decorativos. Encontrar el equilibrio y la unidad en la casa, inspirándose de los principios del Feng-Shui.

Crear una atmósfera, estar en comunión, en ósmosis con todas las cosas que nos envuelven, requieren un mínimo de sentido común y de buen gusto. Buscar el rincón ideal y el color apropiado para dar a nuestra esfera privada lo necesario para poder aislarse en paz con uno mismo.

Trabajar las energías, recuperar un equilibrio y una cierta armonía en nuestro espacio vital comienza por una buena organización de las diferentes habitaciones de la casa. Bien sea en el salón, el dormitorio, la cocina, el cuarto de baño; se deben integrar nuestros objetos en función de los puntos cardinales, y esto es esencial para un mejor equilibrio.

Crear luz eligiendo colores en estos espacios, siempre refiriéndose a elementos naturales: color azul para recordar el agua, el mar en calma; color verde que recuerda la tierra y su energía; color rojo y naranja para recordar el sol, puesto que es un color muy cálido.

El cuerpo y el espíritu se armonizan conjuntamente en un entorno donde todo invita a la relajación.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *