El sofá, fuente de auténtico placer

No solemos pensarlo, pero el sofá juega un papel fundamental en los momentos de placer cotidianos. Hoy en día se ha convertido en el lugar de descanso preferido, tras una larga jornada de trabajo.

Desde el punto de vista de la decoración interior de la casa, se apuesta por el hedonismo más absoluto. Una decoración estilo zen en el salón, acoge de buena gana un sofá para nuestro reposo personal.

La decoración no pone límites a la imaginación, siempre que respete un buen espacio para el placer. Por eso, el sofá es algo más que un simple objeto de decoración, independientemente de la tendencia de la que estemos hablando.

¿Sabíais que el sofá tiene la misma edad que la televisión? Y, curiosamente, es a ella a quien se le debe su existencia. Si las tendencias decorativas se han vuelto más audaces, el sofá no se ha quedado atrás, y no ha dejado de evolucionar, tanto en las formas, como en la búsqueda del mayor confort.

Y, si os habéis dado cuenta, al tiempo que los televisores se van haciendo cada vez más grandes, al sofá le ocurre lo mismo. El sofá suele componerse de una serie de módulos, incluyendo una meridiana, lo que indica claramente por dónde van los tiros en cuanto a las nuevas tendencias para el descanso.

La casa se ha convertido en un refugio confortable, en el que a la familia le gusta reunirse. Primeramente, a uno mismo, y después para compartir la vida con los suyos, los amigos; pero siempre en el salón, sentados en un buen sofá, mullido, grande y confortable.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *