El estilo minimalista para los jovenes

Decorar siguiendo las pautas del estilo minimalista está muy de moda, este estilo tuvo su origen durante los años 60 en la ciudad de Nueva York y se caracteriza por unir líneas puras y formas geométricas básicas empleando colores neutros y crudos, creando un ambiente que emite paz, tranquilidad y sobre todo equilibrio.
El hecho de que no se empleen muchos accesorios y adornos lo hace más calmado y relajante, pero para nada le quita elegancia en sus detalles y acabados. Solo convierte en un diseño simple y moderno a la vez.

Los colores más empleados para este estilo minimalista son el blanco, los tonos crudos llegando hasta algunos con un poquito más de color como los llamados tostados y el negro. El color policromo puede ser usado en algunos de sus accesorios pero debe ser revisado previamente para lograr el efecto que se desea.

Los materiales para este estilo suelen ser la madera, utilizada casi en toda la decoración, y algunos como bloques, piedras o cemento alisado. En lo que se refiere a telas, es común ver cortinas, alfombras o ropa de cama elaboradas en telas rusticas como loneta y lino, destacando los colores marfil o los tonos bajos como cremas.

Los accesorios más comunes a emplear son algunos cuadros en un solo color que tengan marcos de madera acorde con el diseño. Si se colocan cortinas en las ventanas, estas deben ser bastante sencillas, en líneas simples o romanas.

En la actualidad este estilo es bastante utilizado sobre todo por la población más joven que ponen a prueba casi todas sus variantes; para algunos darle toques más o menos orientales es lo mejor y para otros agregar ciertos detalles según lo que mas les conviene.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *