Decorar una habitación infantil con poco dinero

Decorar la habitación de un niño puede costar bastante caro, si tenemos en cuenta la combinación de las paredes y de los muebles, con el diseño de la habitación. Por eso, cada vez son más las personas que desean meterse en obras, pero por un importe menor. Veamos una serie de trucos para tener una bonita habitación, sin necesidad de dejarnos el sueldo en el intento.

Reciclar lo antiguo

Para decorar la habitación de vuestro hijo podéis reciclar el mobiliario antiguo, que por varias razones queríais tirar o deshaceros de él, y le dais así una segunda oportunidad. Por ejemplo, si tenéis una vieja cómoda, podéis pintarla del color de la habitación de vuestro bebé, y darle un aspecto envejecido, decapando la pintura con ayuda de una lija o papel de vidrio.

Después, la vestís en función de vuestros gustos, con un decopatch adherido a los bordes, obteniendo así un mueble muy bonito para bebés. Para la decoración de las paredes, podéis coger viejos marcos de fotos, y volverlos a pintar, y poner en el centro de los marcos una serie de objetos en relieve (por ejemplo un chupete, unos ositos de peluche, etc…).

Si queréis cambiar las fotos de la pared, podéis utilizar fieltro blanco, dibujar la forma de una nube y recortarla por los bordes. Así se obtiene una nube que se puede pegar sobre la pared (esto tan sólo es una idea de una forma concreta que podéis hacer con el fieltro), también podéis hacer un arco iris, pero esta vez con la ayuda de tiras en diferentes colores.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *