Decorar los cristales del salón

A lo mejor, las ventanas de vuestro salón dan a una calle por donde pasa mucha gente. Quizás, vuestros vecinos puedan ver lo que hacéis en vuestro dormitorio. Para protegerse de la mirada de indiscretos, he aquí algunas soluciones muy interesantes.

A veces, es difícil mantener la intimidad del hogar, sobre todo cuando se vive en una casa a nivel del suelo. Para evitar el ser visto, existen varias opciones.

La más sencilla, y también más duradera, consiste en optar por unos cristales translúcidos que dejen pasar la luz, pero por los que no se puede ver a través. Existe una amplia gama de modelos sencillos, con motivos de diferentes colores y texturas muy interesantes.

Stickers espejo

Podéis decantaros por poner sobre el cristal de la ventana un adhesivo con función de espejo. De esta forma tendréis una perfecta visión de lo que ocurre fuera de vuestra casa, pero sin ser vistos en el interior. El inconveniente es que a veces tendréis la impresión de que los peatones os están observando, cuando en realidad sólo se están mirando en el espejo al pasar frente a ellos.

Esta impresión, a veces puede ser molesta, a pesar de saber que no somos visibles a ojos de los demás. Comprobad bien que cuando compréis este tipo de dispositivos para los cristales, continuarán conservando esas propiedades de ocultación, incluso durante la noche, cuando haya más luz en el interior que en el exterior.

Los stickers constituyen una opción original, decorativa y muy eficaz para protegerse de la mirada de indiscretos. Existen varias clases de pegatinas. Se puede elegir incluso las que son electroestáticas y no requieren cola para adherirse permanentemente al cristal de la ventana.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *