Decoración de fiestas de adultos

Las fiestas para adultos pueden clasificarse de muchas maneras, pero hay dos tipos en general que obedecen a todo tipo de celebración: las sobrias y las informales. En las primeras, el tipo de decoración debe ir de acuerdo con la ocasión, trátese de un matrimonio, la celebración por un logro empresarial (en donde puede imperar la elegancia), un baile de etiqueta, etc. En todas estas celebraciones imperan por lo general algunos aditamentos que son comunes a las reuniones de esta clase, como sea que se depende de la sobriedad y, ante todo, del estilo de buen gusto que se quiera proyectar en la reunión.

decoracion fiestas adultos02 Decoración de fiestas de adultos

Por eso, los globos con tonos grises, blancos y dorados, son los más adecuados en la decoración para esta clase de fiestas para adultos. Las mesas deben ir con manteles muy bien adornados, en especial con moños de gran tamaño y cintas que también pueden imitar el color de los globos, o bien, que contrasten con el color de los manteles. Si los organizadores de la programación estiman conveniente que se debe adornar el lugar con broches o detalles como ramos de lujo, eso depende de la intención del evento. Unas buenas velas no vendrían mal, si la fiesta es nocturna.

Mientras tanto en las reuniones informales, se quiere dar un aire muy familiar y sencillo pero igual se puede añadir un toque de distinción suficiente como para que el agasajo no esté del todo “casero”. Para la decoración en las fiestas de adultos informales, como por ejemplo una despedida de soltero, la celebración por un logro en un club campestre o una parrillada, se recomiendan globos de casi todos los colores. Unas buenas serpentinas no están de más, las cuales pueden ir colgadas en arbustos o en su defecto dentro de un kiosco donde se haga la reunión para todos.

decoracion fiestas adultos01 Decoración de fiestas de adultos

La decoración en las fiestas de adultos obedece pues a principios estéticos muy fundamentales que todos en mayor o menor grado hemos de haber tenido en cuenta en alguna ocasión. Lo cierto es que con base a la celebración en particular, pueden contratarse los servicios de un decorador de interiores, o aventurarnos a ser nosotros mismos quienes nos decidamos por imponer las ideas. Para ello, no está de sobra una recomendación muy eficiente: organice la decoración con alguien de confianza y que tenga cierto gusto por la adecuación de espacios. Notará de inmediato que su ayuda resulta muy valiosa, y quedarán como los “reyes de la fiesta”.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>