Decoración ecológica, natural y depurada

Con la llegada de la primavera se vuelve a lo étnico, y a los colores vivos. Por lo tanto no es de extrañar que la decoración ecológica sea una de las tendencias faro con la llegada de la estación que acabamos de estrenar.

En tiempos del calentamiento climático y de la preservación medioambiental, la decoración también se hace ecológica. La tendencia ecológica no es nueva, pero se reafirma en las nuevas colecciones que se presentan para la temporada primavera-verano 2011.

Pero cuidado, quien dice decoración ecológica, no dice solamente reciclaje y plantas verdes. La decoración ecológica de la estación primavera-verano 2011 se basa en el lujo de las materias naturales para hacer de la casa un dulce hogar, una casa sana, y un verdadero espacio de bienestar.

Las materias naturales

Bambú, seda salvaje, lino, algodón… son los materiales que se llevan siempre en las tendencias ecológicas, afirmando así la voluntad de implicarse en el respeto y la protección del planeta y del entorno. ¿Cuáles son las ventajas de estos materiales? Son naturales, y además bonitos, puros y constituyen una fuente de bienestar en la casa.

El bambú, por ejemplo, nunca ha dejado de utilizarse para la decoración primaveral y sobre todo veraniega. ¿Las razones? Posee una serie de virtudes ecológicas que son indiscutibles. ¿Sabíais, por ejemplo, que absorbe gas carbónico y produce un 35% más de oxígeno que los árboles de madera dura? En cuanto al lino, se trata de una materia ideal para la estación de primavera, gracias a sus virtudes antialérgicas y antiestrés, y terapéuticas en general.

La ecología en todas sus formas

La decoración ecológica toma formas diversas y variadas para la estación primavera-verano 2011. Desde el punto de vista textil, el lino y el algodón vestirán los sillones o sofás, y constituirán las materias principales para favorecer un sueño reparador, a pesar de que haga mucho calor. El bambú y todas las maderas en general, son más propias para el salón, haciendo de este espacio un pequeño jardín interior, sin perder el refinamiento y la elegancia que forman parte natural de la principal sala de la casa.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *