Decoración con estilo colonial latinoamericano





estilocolonialamericano02 Decoración con estilo colonial latinoamericano

El estilo colonial latinoamericano para decoración de interiores en Hispanoamérica ha sido muy adaptado sobre todo y como es de esperarse, por las clases que se han permitido este tipo de acomodo dentro de sus posibilidades reales de conformación de espacios. Para que se puedan denotar con claridad los linderos especiales que constituyen en definitiva el estilo colonial americano, es indispensable mantener una dosis de clasicismo lo suficientemente claro. Además de ello, este estilo decorativo guarda una semejanza especial en cierta medida con el barroco europeo, pues no se pueden olvidar tan fácilmente las influencias heredadas de los ingleses primarios.

Por qué ha logrado instalarse este tipo de decoración en estas latitudes es una explicación que tiene muchas aristas de conformación con respecto a muchos estilos de adaptación de interiores que se extrajeron de suelo estadounidense por diversos motivos sociales y culturales. La gran diferencia que en últimas estableció el aparente poderío de este estilo dentro de muchas épocas y casas alrededor de la historia hispanoamericana también tuvo su base en el progresivo ensimismamiento de los principales looks para el hogar que en estas latitudes se daban. No había dictámenes de formas y colores, sino que cada casa se adornaba como quería.

Pero con el recibimiento del poderío estadounidense y la posterior amalgama de variantes y de tendencias que fueron por decirlo de alguna forma, asfixiando a lo europeo, tuvo una  importante réplica en los estilos neograndinos que se dieron en el territorio que antes comprendía Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú; los estilos góticos de mucha influencia en el Brasil, y los estilos mediterráneos que al parecer calaron más en el gusto del resto hispanoamericano sin contar México. Pero volviendo al estilo colonial americano, se puede desorbitar lo que en un principio: que la adaptación no vino por lujo: imposición.

El estilo colonial latinoamericano por no ser de una base exclusivamente yankee sino aristocrática del viejo continente, supuso la vejación entonces de las chozas, los pequeños cobertizos, el salón de visitas, etc., estos dos últimos que se habían heredado de la tradición francesa, y por consiguiente no fueron imponentes descarados ni mucho menos, sino que todo obedeció a un proceso histórico digamos normal. Porque con las medidas del Trust que se fueron dando en los principios del siglo XX en Hispanoamérica con intervención directa de los Estados Unidos, el colonialismo en la decoración dictada por el orden americano se estructuró con una paciencia enorme y vino a dictaminar, después, todo tipo de pautas.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario