Decora reciclando: Silla hecha de una maleta

Hoy en día muchas técnicas y estilos de decoración se basan en el empleo de objetos reciclados, es decir materiales que hemos empleado y nos han sido útiles pero por estar desgastados, dañados o malogrados debemos desechar o arrinconar en algún rincón de nuestra casa. Esto ocurre mucho con las maletas, que luego de unos años presentan problemas con el seguro o los colores se desgastan o simplemente envejecen producto de los años. Pero no es el fin para esta maleta, pues puede convertirse en un atractivo mueble para su habitación o su living.

Muchos diseñadores y decoradores han empleado la técnica de reciclar para imponer un estilo entre lo moderno y lo rústico. Muchos de ellos han convertido una maleta en una fina mesita de noche o de centro o un puf o una cómoda silla. Su confección es bastante fácil y no requiere de un experto para diseñarla, una ama de casa con algunos pocos conocimientos de carpintería puede hacerlo a la perfección.

Para convertir una maleta en una silla solo requiere comprar unas patas de metal o fierro, estas las venden en las ferreterías o en las tiendas de bricolaje, luego debe de percatarse de que la maleta sea rígida y soporte cierto peso. SI la maleta es de colores se verá mucho más atractiva y puede colocarla en el exterior (patio o recibidor). Del estilo de las patas dependerá el tipo o color de tapizado si lo requiere (en caso la maleta sea de un color neutro). Para el relleno o el asiento es preferible colocarle espuma y forrarla con el mismo color de la maleta o del tapizado.
El estilo de una decoración depende mucho de la personalidad y el gusto de sus habitantes. También marca importancia la moda o las tendencias, pero debe saber que el estilo rústico y antiguo son los ideales, al menos en esta década.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *