Criterios para decorar la sala de estar

Lo más importante para decorar la sala de estar es poder facilitar su uso y el orden de la misma, sin perder que sea un espacio acogedor. Por esta razón, se aconseja reservar un pequeño espacio para vosotros mismos, que sea cálido, y adaptado a vuestros propios gustos. La instalación de un espacio para comer también es algo importante. Naturalmente, cuando tengáis invitados, os gustará presentar una bonita mesa bien adornada.

El comedor puede ser tradicional, siempre listo para su uso, y con una mesa, sillas, buena iluminación, y una vajilla no muy frágil, que sea práctica y sencilla.

Para el recibidor, decantaos por unos gustos algo más refinados, con muebles más elegantes. La elegancia debería combinarse aquí con toques decorativos en plata, y una buena iluminación.

En definitiva, el comedor requiere una serie de muebles adaptados a vuestros proyectos, con una bonita disposición a nivel de los accesorios, creando espacios cálidos y elegantes a la vez.

Las posibilidades de decoración son infinitas y relativas. Vuestra decoración debe adaptarse a vuestro modo de vida, en función del tipo de vida que llevéis, bien exclusivamente familiar, o al contrario con muchos amigos a los que os gusta recibir en casa. Poco importa la tendencia, cada cual es libre de construir su decoración a su propia imagen.

Decantaos por una iluminación viva. La sala de estar es un lugar de intercambios, y por lo tanto hay que saber darle vida. Incluso una serie de lámparas disimulada y colocadas en lugares estratégicos pueden poner de relieve ciertos accesorios de la habitación, como cuadros, ramos de flores, etc. En la misma óptica, decantaos por unos colores claros, con el fin de darle mayor frescor a la sala.

Distribuid los muebles de manera espaciosa, para que la sensación general no sea agobiante, concretamente en caso de recibir a bastantes invitados. Si vuestro salón y vuestro comedor están en el mismo espacio, no cometáis el error de mezclar los muebles, creyendo que así agrandáis el espacio. Todo lo contrario, utilizad muebles como un sofá, para separar los dos ámbitos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *