Criterio para la elección de una mesa baja de salón

La mesa baja es un elemento indispensable en el salón. Permite que nos relajemos tras un largo día de trabajo, cuando nos sentamos en el sofá con un buen libro y una taza de buen café en la mano… Veamos algunos consejos para hacer una correcta elección. Para el estilo de la mesa, todo depende de vuestros gustos y de la decoración del resto de la casa: clásica, de diseño, exótica, retro…

Para realizar vuestra elección, el resto de vuestros muebles del salón deben ejercer un criterio fundamental. Igualmente, el uso que normalmente hacéis del salón es importante que los tengáis en cuenta antes de decidiros por una u otra mesa. Si sois más bien de las personas que les gusta comer viendo la tele, mejor es que invirtáis en una mesa que esté en armonía con el salón: una mesa de madera preferentemente, de forma cuadrada o rectangular.

Para el tamaño de la mesa, estudiad bien el espacio antes de comprarla. Es necesario que haya un mínimo de espacio entre el sofá y la mesa, y los muebles que puedan estar alrededor, para que podáis moveros con facilidad, y no sentiros prisioneros entre uno y otro.

No es bueno decantarse por una mesa demasiado alta, ni tampoco demasiado baja, con relación al sofá. Por supuesto, si tenéis un futón, podéis elegir una mesa mucho más baja, pero esto tan sólo es una excepción.

Si tenéis un salón pequeño, podéis dar algo de profundidad a la habitación con una mesa transparente de cristal, ya que dará más luz que una de madera, o también elegir una mesa a base de módulos que puedan subir y bajar de nivel en función del uso que se requiera en cada momento del día.

Si por el contrario tenéis un salón más grande, podéis comprar una mesa menos liviana, de madera de pino para refleje el espíritu que habita en el resto de la casa: autenticidad, armonía, serenidad…

Si vuestro sofá es en ángulo, elegid una mesa de forma rectangular. Las mesas bajas en forma de baúl o con cajoneras en la parte de abajo son muy útiles para disimular y guardar vuestras cosas enseguida, manteniendo así despejada la mesa cuando no le estéis dando ningún uso.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *