Cómo decorar el dormitorio

El dormitorio es el lugar de nuestra vida, de toda nuestra vida, pasada y presente, en el que recreamos un universo único, fabricado a nuestra propia imagen. A la hora de dormir nos comportamos como niños angustiados por la noche, y sentimos la necesidad de rodearnos de objetos que nos den seguridad, de vernos en un ámbito protector, compuesto de objetos a los que nos sentimos unidos. Pero, ¿de esta forma estamos creando un entorno propicio para el sueño?

No confundir ocio con sueño

El cerebro es estimulado por nuestros cinco sentidos. Toda la jornada, las informaciones y las emociones fluyen por estos canales, a veces hasta el hastío. Cómo conseguir que el cerebro descanse, y ponga fin al movimiento continuo de los pensamientos, si seguimos nutriéndolo hasta el momento de meternos en la cama con los objetos que tenemos colocados en el dormitorio, la pantalla del ordenador, la televisión, la música, y otros tantos aparatos repartidos por todo el cuarto.

Todo lo que molesta en nuestro dormitorio da testimonio, no del descanso al que nos exponemos, sino de la actividad que se desarrolla en él. ¿Acaso no sería más inteligente que todos estos aparatos se pusieran en otro sitio, dedicado a estas actividades, al placer y así ofrecerle al cerebro un espacio liberado, virgen de toda evocación intelectual o emocional?

Una decoración minimalista

El dormitorio no debe estar sobrecargado de cosas ni de objetos de decoración, ni de muebles tampoco. En la medida de lo posible se debe evitar la colocación de armarios y roperos. Una cama y a lo sumo una mesilla de noche para poner un libro, las gafas, el despertador o el vaso de agua, deben ser suficientes.

Podéis concederos que un objeto de decoración sea el que produzca en vosotros cierto placer visual, o de mediación: un cuadro en particular…, algo cuya estética calme lo más profundo de vosotros, y que nutra vuestro interior, pero lo más depurado posible. Esto sí puede ser bueno para dormir tranquilos y conciliar el sueño rápidamente.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *