Chimeneas de madera: calor ecológico y eficaz

La madera es la segunda fuente de energía renovable más consumida después de la hidráulica. ¿Y qué hay más agradable que el fuego de una chimenea? Descubramos las virtudes de esta fuente de calor a base de madera, ecológica y que forma parte de las nuevas tendencias decorativas para la casa.

Existe toda una extensa gama de soluciones: chimenea tradicional, abierta o cerrada, con puerta de cristal o al aire. Estos nuevos modelos que existen en el mercado se utilizan de manera similar. Únicamente su estética varía, así como su rendimiento, y el modo de utilización. Las chimeneas cerradas y encastradas son las más fáciles de instalar.

Un modelo en hierro fundido y a base de materiales refractarios asegura un alto rendimiento, con pocas emisiones y gran autonomía.

Chimeneas decorativas

La chimenea de diseño es la que además de dar calor, constituye por sí misma un objeto decorativo esencial para el salón: se trata de poner el acento en la sofisticación (lacada en rojo, formas irregulares…), o de formas atípicas, como las chimeneas colgantes que se colocan en medio de la habitación principal.

Los beneficios

La combustión de madera no aumenta los niveles de CO² en la atmósfera, y no influye en el calentamiento global del planeta. La madera alimenta estas chimeneas, habitaciones cerradas, pero también calderas de madera como forma de calefacción central.

Los modelos de combustión inversa obtienen rendimientos correctos (55 a 70%) para garantizar la calefacción central y la producción de agua caliente para uso higiénico. De mejor diseño son las calderas a base de leña de plaquetas o granuladas, porque asocian rendimiento (hasta un 90%) y fácil manejo: se alimentan de manera automática.

Este tipo de caldera utiliza granulados de madera compuestos de serrín comprimido, relativamente compacto, y con una baja tasa de humedad (alrededor del 10%). Su combustión es eficaz y muy poco contaminante, y su producción de calor ronda los 4,8 kW/kg.

Gracias a su firmeza y forma cilíndrica, y a su pequeño tamaño, pueden instalarse fácilmente, y utilizarse en forma de calefacción central. También llevan un termostato, y los modelos más avanzados disponen de un mando a distancia para su regulación.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *