Características de un sofá de módulos

Si queréis cambiar la decoración de vuestro salón, ya podéis hacerlo cada vez que os apetezca. Ciertamente, hoy en día gracias a los sofás a base de módulos, podemos reinventar diferentes estilos de colocación del canapé. Es algo práctico, y muy cómodo. De esta forma podemos hacer del salón un espacio personal para el descanso y la relajación.

Las características del sofá

Veamos algunas características del sofá a base de módulos:

Puede estar constituido por varios módulos, en función del espacio disponible que tengamos en el salón. Una meridiana puede ser muy práctica para el descanso, ya que una parte del sofá puede hacer las funciones de cama. Si además tiene hueco para guardar cosas, es el espacio ideal para meter la ropa de cama.

Su ventaja es la de poder adaptarse al espacio real, utilizando, por ejemplo, un módulo sencillo con meridiana, y completándolo después, añadiendo otros o incluso una segunda meridiana.

El sofá a base de módulos tiene la característica de tener uno o dos reposabrazos, por lo tanto se puede hacer de ella un sofá independiente, con dos o tres sitios, utilizando varios módulos.

Las combinaciones son múltiples y variadas, y permitirán adaptarse a vuestras necesidades, en función de vuestros gustos, y de las diferentes posiciones que se pueden utilizar.

Su estructura está compuesta en madera o metal, los cojines son de esponja indeformable, que se adapta bien a la forma del cuerpo, ofreciendo comodidad.

Algunos consejos

Si tenéis poco espacio, decantaos por un sofá con módulos, puesto que es la solución más práctica. Existen fundas extraíbles para vestir de diferentes colores el sofá, en función de la época del año en que os encontréis, de vuestros gustos, o de vuestro estado de ánimo. Escoged un tejido apropiado, que sea fácil de limpiar, y preferentemente que se pueda meter en la lavadora.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *