Biblioteca en el hogar





La biblioteca: lugar que para muchos se trata de una simple decoración y para otros es uno de los sitios más acogedores del hogar, presenta una enorme versatilidad en cuanto a sus opciones de composición dentro de la residencia. Una biblioteca puede ser del tamaño que el usuario prefiera, siempre y cuando esté ubicada en el sitio correcto, tenga un estilo definido que se compenetre con la gran variedad de libros y esté hecha de un material resistente y cómodo. Decimos cómodo porque la biblioteca, a la hora de asearse, no debe dar “batalla” sino poder ser limpiada sin mayores inconvenientes. ¿Qué tipo de biblioteca prefiere? ¿En dónde piensa ubicarla? ¿Cuenta con el tiempo y ante todo el interés necesario para acomodar los libros en ella? Preguntas importantes que empezaremos a contestar ahora. Si usted tiene pocos libros (revistas y catálogos incluidos), elija una biblioteca pequeña, con anaqueles estilo armario que le sirvan para distribuir los textos en diferentes temáticas (novelas, contenidos varios, magazines, etc.). Siempre elija una biblioteca de madera (las de metal ya pasaron a la historia), porque ofrece una mejor vista, es más ligera a la hora de instalarse y se ensucia menos. O bien puede elegir una que tenga vidrieras corredizas.

instalar biblioteca casa03 Biblioteca en el hogar

Recuerde que el sitio es fundamental para saber instalar una biblioteca en el hogar; pero regresemos un poco al asunto del número de libros. Si usted considera que tiene muchos, incluyendo enciclopedias o colecciones grandes de revistas, entonces puede elegir una biblioteca tipo repisa, larga y algo ancha, con anaqueles también tipo armario. Es a nuestro parecer la más ideal para este caso, la cual puede ubicar: a) en la sala; b) en su cuarto; c) en el área de estudio. Ahora entramos de lleno al lugar: una biblioteca debe “colocarse” en donde queramos que sea íntima o vista por los demás, y dependiendo de las condiciones de espacio disponible. Si la cantidad de textos que tiene le parece casi que insignificante, no hay problema;  no tiene porqué de ninguna manera acostumbrarse a echar los textos en un cajón o en una canasta. Para ello existen unas bibliotecas pequeñas, que puede perfectamente simular una caja para guardar CD, que también vienen o con anaqueles en su interior, con o sin puertas, o bien, son las ideales para poder alojar revistas. Ya hemos hablado del material, y repetimos que la madera es la indiscutible “vedette” en este caso como en el de los demás.

instalar biblioteca casa01 Biblioteca en el hogar

Falta ahora referirnos al estilo en sí de la biblioteca; ya enumeramos el de tipo repisa con anaqueles; las hay también de forma cuadrada con niveles, es decir para colocar los libros como en pisos estratificados, de formato y modelo estándar por decirlo así. Hay unas muy hermosas que tienen vidrieras hermosas o en todo caso sencillas, con picaportes hermosamente elaborados en madera. Hay otras bibliotecas que tienen estilos lanzados, en forma de triángulos, rombos u ovales colgadas en la pared: esta es una forma que se está imponiendo en muchísimos hogares, la de las bibliotecas colgantes.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario