Aplicar el color rojo en el dormitorio

El rojo está de moda, pero también tiene la mala reputación de ser un color que pone nervioso. A veces dudamos sobre cómo utilizar este tono en una alcoba. Sin embargo, es un color cálido e íntimo que ofrece muchas virtudes, a condición de elegirlo correctamente y utilizarlos convenientemente.

El rojo es un color intenso, pero también un color muy cálido, del que sería una pena privarse en un dormitorio. En efecto, en Feng Shui, y en la civilización asiática en general, el rojo no es percibido siempre como en nuestras sociedades occidentales. En el oriente el rojo tiene una aceptación más positiva como ser símbolo de feminidad, de calor, de intimidad y por ello es muy apropiado en una habitación.

Veamos 3 tipos de ambientes que se pueden crear a base de rojo:

Para un efecto oriental: se puede utilizar un rojo púrpura o rubí sobre las paredes, asociándolo a muebles confeccionados con madera natural, y a accesorios en varios matices de rojos y violetas.

Para un ambiente chic y suave, delimitar el cabecero de la cama con un panel rojo-rosa, y pintar las paredes en color gris claro. Dar prioridad a los grises claros en los accesorios, integrando algunos toques de color frambuesa.

Para una decoración muy contemporánea, optar por paredes blancas, muebles lacados en blanco, y utilizar el rojo de manera más gráfica en bandas verticales de color, de un lado y otro de la cama, y en algunos accesorios elegidos con cuidado.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *