¿Cómo elegir la bañera?

No hay placer más deseado que el poderse darse un buen baño relajante al llegar a casa, después de un duro día de trabajo. En los cuartos de baño modernos, creados como verdaderos espacios para el relax, la bañera es un elemento fundamental. De ahí la importancia de escogerla a conciencia. ¿Clásica, o moderna? ¿De mármol, o en aluminio? Veamos algunos consejos prácticos para no equivocarnos.

¿Qué forma debe tener la bañera? Rectangular, o hexagonal, redonda u ovalada, ergonómica, con dimensiones estándar o más grande para un mayor confort. En definitiva, ¿existe la bañera de nuestros sueños?

En función de vuestro modo de vida, y de vuestro cuarto de baño, podéis elegir una bañera pegada a la pared, o en su versión “islote” dominando el centro del cuarto de baño. También podéis optar por encajarla a ras del suelo, en forma de mini piscina.

¿Qué revestimiento es el más adecuado? Existen diferentes tipos de revestimientos: acero, acrílico, esmalte… Para una buena elección, lo mejor es dejarse guiar por el uso que le solemos dar y el presupuesto del que disponemos.

Para vestir el exterior de la bañera, armonizad los colores con el ambiente general que deseáis darle al conjunto del cuarto de baño: azulejos, o materiales de síntesis; madera natural, o lacada.

¿Qué sistema de agua se debe utilizar? Hoy en día, los sistemas tradicionales, con los mezcladores de temperatura, permiten programar con precisión los grados justos en los que queremos darnos el baño de agua. También existen los sistemas “Spa”, que masajean delicadamente el cuerpo, a base de chorros a presión y de burbujas relajantes.

Un último consejo:

Elegid la bañera en función del espacio y de la configuración de vuestro cuarto de baño. Independientemente de que no sea muy grande, siempre encontraréis un modelo que se adapte mejor al lugar exacto donde pensáis colocar la bañera.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *